Micrófonos de cinta

Micrófonos de cinta

Los micrófonos de cinta o de velocidad son una generación dentro de este tipo de componentes de sonido, ‘precursor’ de los micrófonos dinámicos y que consiguen una gran precisión a la hora de captar múltiples sonidos.  

Se denomina micrófono de cinta porque posee una fina cinta de metal entre los polos de su cápsula. Son micros que se suelen usar en estudios profesionales o caseros, tanto para la voz como para instrumentos.  

Cuando veas uno, probablemente te recordará a antiguos cantantes tales como Frank Sinatra o Elvis Presley, quienes usaban micrófonos de cinta y aún queda grabada en nuestra memoria su imagen.

También fue muy utilizada en televisión y radio para sus locutores, eran los micrófonos que mayor calidad aportaban en la época de los 50 y los 60.  

Cómo funciona un micrófono de cinta 

La cinta metálica se encuentra en el interior del mecanismo del micrófono, doblada en forma de zigzag. En la parte superior e inferior tiene unas tiras que aguantan la tensión, mientras que, a los lados, cuenta con unos imanes que produce el magnetismo necesario para la captación de la presión de la frecuencia sonora.  

El campo electromagnético que se consigue en otros tipos de micrófonos con una bobina, se consigue en los de cinta solo con su presencia.  

Algunas marcas apuestan por una cinta doble, de forma que tienen una longitud menor y se consigue reducir la inercia. Permite mejor captación de sonido para las voces más agudas. 

Contenido relacionado:

Micrófonos inalámbricos

Características micrófono de cinta 

  • Son perfectos para frecuencias dentro del rango de 40 hz y 2KHz. Los sets de micrófonos de cinta pierden toda su calidad por debajo de 40 hz.  
  • Su salida de impedancia estándar es de 200 ohmios. Así, permite utilizar cables de gran longitud sin pérdida de claridad en el sonido.  
  • No son micrófonos para cantar o karaoke que puedan ser utilizados como micrófono de mano. Son muy sensibles a las vibraciones y el movimiento por lo que se usan fijos.  
  • Se complementan con pies o soportes de micrófonos para evitar su movimiento y mejorar su rendimiento.  
  • En los primeros modelos, se recomendaba encarecidamente que los micrófonos para cantar de cinta fueran guardados en vertical, de forma que no se dañara la cinta. Esto es una idea que se ha mantenido con el paso de los años, pero que ya no es necesario porque los nuevos modelos mejoran su sujeción y agarre, evitando el daño por guardarlos en otra posición.

También puede interesarte:

Equipos de Karaoke

Micrófono de cinta pasivo o activo  

A la hora de comprar un micrófono de cinta, verás que entre sus características se puede hablar de tipo activo o pasivo. Los activos son más modernos que los pasivos, es una nueva cualidad que se le incorpora a algunos micros de cinta.  

Estos micros de cinta activos tienen conexión Phantom Power, hecho que hay que tener en cuenta ya que ciertos micrófonos no están adaptados a esta tecnología y puede llevar a fallos de conexión.  

Los pasivos tienen menor ganancia que los activos, por lo que estos segundos salen ganando al necesitar un preamplificador con menos rango dinámico.  

Deja una respuesta